Japón, un solo precedente y el recuerdo sufrido de los Juegos

Doha, 29 nov (EFE).- La selección española protagonizará el primer enfrentamiento oficial ante Japón en el Mundial 2022, 21 años después del único precedente en un amistoso de poco brillo disputado en El Arcángel de Córdoba con triunfo gracias a un tanto de Rubén Baraja, y con el recuerdo presente del sufrimiento en las semifinales de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, que decidió Marco Asensio.

Doha, 29 nov (EFE).- La selección española protagonizará el primer enfrentamiento oficial ante Japón en el Mundial 2022, 21 años después del único precedente en un amistoso de poco brillo disputado en El Arcángel de Córdoba con triunfo gracias a un tanto de Rubén Baraja, y con el recuerdo presente del sufrimiento en las semifinales de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, que decidió Marco Asensio.

Es el partido que tiene en cuenta el seleccionador Luis Enrique y su cuerpo técnico más jugadores como Unai Simón, Eric García, Pau Torres, Pedri, Carlos Soler, Dani Olmo y Marco Asensio. Los siete integrantes de la absoluta que participaron en las semifinales que aseguraron medalla para la delegación española.

"Jugamos contra ellos en los Juegos Olímpicos hace dos veranos y son jugadores muy peligrosos, de mucha calidad individual, muy rápidos. Nos van a exigir estar muy atentos", analizó para EFE el central Eric García, que se perfila novedad en el equipo titular de Luis Enrique.

Ese duelo lo decidió en el minuto 115, cuando la prórroga se acercaba a su final, la calidad de Marco Asensio con un golazo de zurda y fue el reflejo del dominio que puede repetir la selección española en Doha, ante un rival que entregará el balón, como hizo con Alemania, y buscará en su velocidad al contragolpe, la verticalidad y la alta exigencia física, sus opciones para sorprender a España-

"En Japón hay muchos jugadores con los que nos enfrentamos en los Juegos Olímpicos", recordó Carlos Soler en una entrevista en la Universidad de Catar con EFE. "Tienen muy buena plantilla y ese día nos costó muchísimo. Recuerdo que nos hicieron correr mucho y nos costó ganar. No va a ser fácil".

A nivel de selecciones absolutas solamente existe un precedente, 1-0 en el 2001, en terreno español. Por entonces José Antonio Camacho era el seleccionador y, en el último momento, España esquivó la decepción de un empate sin goles gracias a una acción de Pedro Munitis que aprovechó Baraja, en el minuto 92. Aquella selección estuvo cerca de la gloria un año después en el Mundial de Japón y Corea 2002. EFE

rmm/og

Más en Agencia